Por Philippe Sionneau – Traducción:  Roberto Navero Garcia

Rinitis alérgica crónica detenida en unos días. Cuando el diagnóstico es correcto, cuando la elección de la fórmula es correcta, los resultados pueden ser muy rápidos.  Pretendo presentar algunos casos clínicos recientes tratados con medicina china clásica y en particular el método de las prescripciones clásicas  (hierbas chinas).

Se trata de un hombre joven de 17 años que sufre de rinitis alérgica desde los 9 años, de manera continuada durante todo el año. El diagnóstico médico concluye que se trata de una alergia a los ácaros. Parece ser alérgico a otros elementos que no han podido ser identificados. Bajo tratamiento antihistamínico, espera curarse naturalmente y ver desaparecer sus alergias. En la segunda consulta, la madre del paciente me anuncia con cara de asombro que las alergias que eran permanentes han desaparecido al cabo de unos días de tratamiento. ¿Cómo es esto posible?

Tratamiento

En el caso de este joven he utilizado un tratamiento muy simple, básico y particularmente eficaz que corresponde al desequilibrio del paciente: Xiǎo Qīng Lóng Tāng 小青龙汤 (Pequeña Decocción Del Dragón Azul).

Sintomatología

El examen e interrogatorio en el momento de la consulta, permite constatar los signos y síntomas siguientes:

  • Rinorrea clara como agua
  • Picor intenso en la nariz
  • Estornudos seguidos de rinorrea
  • La nariz suele estar congestionada
  • Picor en los ojos
  • Los lugares cerrados o húmedos agravan los síntomas alérgicos
  • La alergia es más fuerte en verano pero es permanente
  • Tendencia a la transpiración en las manos durante el día, sin embargo no transpira con facilidad en el resto del cuerpo y tiene tendencia a la ansiedad.
  • Ocasionalmente dolor de cabeza, en particular tras la exposición al sol.
  • La lengua está roja en la punta y ligeramente hinchada.
  • El pulso es de cuerda, fino y ligeramente flotante en la posición cùn derecha.

Diagnóstico

Para realizar un diagnóstico correcto, es preciso primero descartar ideas preconcebidas e intentar extraer conclusiones sobre los signos que se observan y no precipitarse.

Existen tres grupos de síntomas: los relacionados con la superficie tài yáng (los picores, los estornudos, la congestión nasal, los dolores de cabeza). Los relacionados con en interno tài yin (las rinorreas) y los del yáng ming (transpiración de las manos y ansiedad). Los picores, son un signo típico de daño en el área tài yáng. La congestión, los estornudos y las cefaleas vienen a confirmar lo que indica el pulso ligeramente flotante en la posición cùn derecha. Las cefaleas son a menudo consideradas como ascensos de yáng de hígado o de estasis de sangre. Se olvida a menudo que la causa más frecuente suele ser la presencia de factores patógenos en la superficie. A propósito de esto se confirma el hecho de que los dolores de cabeza se manifiestan sobre todo en caso de exposición al calor. El calor externo viene a provocar este dolor de cabeza cuando la superficie está ya de antemano perturbada. Las mucosidades son acuosas, fluidas. Se trata de mucosidades de frío, conocidas como mucosidades yin. Su origen se encuentra en una mala gestión de los líquidos en el centro, es un desequilibrio del tài yin.

La mayor molestia son las alergias respiratorias y me concentro en el tratamiento del tài yang y del tài yin.

¿Cómo interpretar las manos húmedas? La transpiración de las manos es inducida por un calor interno del yàng ming que expulsa los líquidos al exterior y que está también implicado en la ansiedad. Estos síntomas no están relacionados con un desequilibrio del hígado. En el ámbito de la medicina china en Europa, se asocian a menudo alergias e hígado, lo cual no tiene mucho sentido desde un punto de vista de las teorías diagnósticas de la medicina china. Ningún síntoma apunta aquí a un síndrome de hígado. Dado que la ansiedad es menor, que la transpiración de las manos parece poco pronunciada, decido en primer lugar no tomar en consideración estos dos elementos para concentrarme sobre la mayor molestia.

Propongo una prescripción famosa que trata una dolencia combinada tài yang/tài yin: Xiǎo Qīng Lóng Tāng 小青龙汤 (Pequeña Decocción Del Dragón Azul).

Efectos y resultados terapéuticos

Realizo esta prescripción para 18 días. En la segunda consulta, las alergias han desaparecido completamente: sin picor, sin goteo ni congestión nasal, persisten de vez en cuando los estornudos, pero sin comparación con la frecuencia anterior. Observo que aún habla un poco con la nariz, pero menos que antes. Por otra parte, el joven se siente bien, con más energía. La presencia de algún estornudo demuestra que el síndrome tài yang no está completamente controlado si bien el paciente ha mejorado considerablemente. Prescribo el mismo tratamiento para otros 18 días. Tras este nuevo tratamiento, los estornudos son aún más infrecuentes, su voz casi no es nasal y no presenta ningún otro síntoma. El paciente ya no toma antihistamínicos, por lo tanto he querido parar el tratamiento. Él manifiesta su deseo de continuar con las plantas ya que quiere estar tranquilo durante el año de su bachillerato. Sin alergia y sin antihistamínicos se siente bien, más alerta intelectualmente. Le propongo entonces el mismo tratamiento con una modificación que podrá tomar durante un tiempo más prolongado y que es el siguiente:

  • Herba Schizonepetae Tenuifoliae (Jing Jie) 10g
  • Radix Saposhnikoviae Divaricatae (Fang Feng) 10g
  • Ramulus Cinnamomi Cassiae (Gui Zhi) 10g,
  • Radix Albus Paeoniae Lactiflorae (Bai Shao Yao) 10g,
  • Rhizoma Zingiberis Exsiccata (Gan Jiang) 10g,
  • Radix Glycyrrhizae Praeparata (Zhi Gan Cao) 6g,
  • (SHENG) Fructus Schisandrae Chinensis (Wu Wei Zi) 10g,
  • (QING) Rhizoma Pinelliae Ternatae (Ban Xia) 10g

El paciente ha tomado este segundo tratamiento dos veces en total. Ningún síntoma alérgico ni de ningún otro tipo, ni estornudos. Obtuvo su bachillerato con nota (yo no he tenido nada que ver) y actualmente estudia en Francia. He sabido por uno de sus amigos cercanos, que no tiene alergias. Estornuda de vez en cuando sin que vaya a más. No toma tratamiento alguno de fitoterapia china ni de medicina alopática. Cuando el diagnóstico es correcto, cuando la elección de la fórmula es correcta, los resultados son mágicos.

Leer el libro de Philippe Sionneau en español : haz click aquí.

La esencia de la medicina china